¿Las herramientas?

 

Las tenemos a la mano…

 

Como revolucionario nacionalista, he criticado el proceso que se ha dado en mi país llamado: revolución bolivariana. He resaltado la serie de errores tratando de llevar al país a un ciclo socialista sin conocer el concepto y los pasos a seguir. Además,  donde omiten que el mundo está globalizado y lograr un socialismo en cualquier parte del mundo resulta hoy imposible. El socialismo queda anclado a la utopía ya que tenemos medios de comunicación con un poder de alcance mas agresivo que en las décadas de los 90´, donde estos medios inyecta valores para convertir al humano en inhumano, disociado de la moralidad y todos aquellos principios base donde se fundamenta la conciencia.

 

 

 

En este articulo no debatiremos  sobre el socialismo, no. Discutiremos cuáles son nuestras herramientas para desviar el camino de Venezuela a un camino de evolución política y social.

 

En estas dos últimas décadas el pueblo venezolano junto con el gobierno ha preferido culpar que asumir la culpa. Una parte critica al gobierno ya que este tiene el poder total del sistema entero y que este no pueda combatir la corrupción que existe en el. Y el gobierno culpa al imperio norteamericano con sobre bloqueos económicos, sanciones, guerra económicas entre muchas barbaridades que en unas partes son ciertas.

 

Viendo esto, debemos asumir que nuestra política en todos sus aspectos debe evolucionar porque se encuentra estancada desde que Venezuela se convirtió en su estructura como gobierno democrático. Chávez tal vez lo vio.

 

El gobierno de H. Chávez, impulso un mecanismo de darle poder al pueblo pero omitió su formación para recibir dicho poder. Se crearon instituciones, organizaciones  sociales incluyendo a todo el pueblo, pero el pueblo no lo supo interpretar estas acciones. Hoy en día seguimos sin interpretar estas acciones, el presidente N. Maduro ha seguido algunos pasos que implemento H. Chávez creando más organizaciones e instituciones.

 

Todas estas instituciones y organizaciones son nuestras herramientas para asumir la culpa y empezar a darle solución a los problemas, a su vez, empezar esa evolución de la política que Venezuela necesita. Si el pueblo deja de ser pueblo y se convierte en ciudadanos comprometido con la nación, la corrupción se puede disminuir. El sistema empieza a cambiar y allí podemos hablar qué camino seguir para levantar a Venezuela de esta miseria social, cultural, política y económica. Una miseria que nos ha arrinconado en la esquina del rin recibiendo gancho, y open y al momento del árbitro se descuida hasta cabezazos y codazos recibimos.

 

¿Qué tenemos?

 

 Consejo comunal

 

Comuna

 

CLAP

 

 

UBCH

 

PSUV

 

Somos Venezuela

 

Somos Robert Serra

 

Frente Francisco de Miranda

 

Entre otras.

 

Si los ciudadanos nacionalistas ocupan estos espacios y dejan de un lado el partidismo que divide la sociedad tengo por seguro que el clima político y social cambia. Los que se oponen al gobierno como pueblo pierden el tiempo, si no ocupamos estos espacios todo esto seguirá igual bajo cualquier gobierno ya que el problema radica es en nuestra política social.

 

Es cierto que esta generación de jóvenes la mayoría no sirve, está mediatizada e idiotizada que parecen unos zombis para asumir estas responsabilidades sociales. Miran estos organismos con apatía y cree que solo graduándose y obteniendo un buen empleo su condición social cambiara. Este es un modelo de fantasía e ilusión,  ya que estas rodeado de un ambiente hostil y peligroso, como si estuviera en una gran cárcel, de las peores cárceles del mundo. Donde el delincuente es capaz de asesinarte por lo más barato que tengas en tu posición, o, que la crisis económica se agudiza y estalle un conflicto civil donde no tengas los medios para protegerte a ti o a tus seres amados.

 

Tenemos una generación de oro falso, no tienen sentido de pertenencia, donde se preocupa más por los interiores de Maluma que por lo que necesita su comunidad. Pero a la hora de necesitar de ella allí los vemos criticando el sistema donde él se niega a participar.

 

 

Mi tatara Abuelo

Radio-Emisora